El arte del grabado en Zaragoza durante el siglo XVII
 
Autor: Luis Roy Sinusía
Col: Estudios Arte
Edición: Institución Fernando el Católico
Caract: Año 2014, 483 p, il, 17 x 24 cms.
ISBN: 978-84- 9911-266-4
     
 
Un importante capítulo artístico de la Zaragoza del siglo XVII lo constituye su producción gráfica, que alcanzó un notable desarrollo al servicio de la imprenta local, plenamente consolidada y ampliada en esa época, y en la que adquiere una absoluta primacía la talla dulce, pues permitía crear una imagen de mayor precisión y volumetría, acorde a los propósitos iconográficos y formales barrocos, como se observa en los complicados frontis que abren muchas obras impresas. Sin embargo, al menos en las primeras décadas de dicho siglo, la xilografía seguirá produciendo obras de interés, vinculadas a la imprenta de Angelo Tavano, Lorenzo Robles y, sobre todo, a la de Juan de Lanaja y Quartanet. Esta renovación artística coincide con la que se inicia en el resto de España ya a partir del último cuarto del siglo XVI y que se debe, en parte a la importación de estampas extranjeras, especialmente italianas y flamencas, así como de libros ilustrados, procedentes de ciudades europeas tan aventajadas en la industria editorial como Amberes y, sobre todo, a la llegada de grabadores extranjeros a la Corte, que difundieron los modelos plantinianos y ejercieron una influencia decisiva en el grabado zaragozano, no sólo por su colaboración directa con las principales oficinas tipográficas, sino por abrir unas vías formales a las que se sumaron los artesanos locales más audaces.
 


Dirección General de Cultura y Patrimonio. Centro del Libro y la Cultura de Aragón .
Edificio Ranillas. Avda. Ranillas 5 D 50071  (ZARAGOZA)
Tel. 976 716 603 – Fax 976 71 48 08
Privacidad - Aviso Legal - centrodellibro@aragon.es