La batalla de Kinsale. La expedición de Juan del Águila a Irlanda (1601-1602)
 
Autor: Alberto Raúl Esteban Ribas, Tomás San Clemente de Mingo
Col: H de Historia(1)
Edición: HRM Ediciones
Caract: Año 2013, 144 + 7 mapas color y b/n p, il, 17 x 24 cms.
ISBN: 978-84-941090-0-4
     
 
Cuando la batalla de Kinsale,  en 1601, 3.500 españoles fueron enviados a la ignota Irlanda. El maestre de campo general Juan del Águila tenía por misión asegurar un puerto y ayudar a los clanes irlandeses que se habían rebelado contra la reina Isabel I de Inglaterra. La isla era prácticamente desconocida para la mayoría de aquellos hombres, puesto que tan solo un puñado de marinos gallegos, cántabros y vascos había recabado en sus puertos del sur. El interior era un desierto verde, de brumas y caudalosos ríos, poblado por montaraces guerreros, llamados "salvajes" por ingleses y españoles.
El joven rey Felipe III, deseoso de emular las glorias de su padre Felipe II, había emprendido aquella expedición con el objetivo de asegurarse unas bases en la retaguardia inglesa con las que hostigar a la reina Isabel y desviar la presión que ésta ejercía sobre el comercio con las Indias y el apoyo a los rebeldes holandeses.
Sobre el papel el plan parecía perfecto: los hombres de los tercios españoles eran invencibles en el campo de batalla, su espíritu y valor indomables, la realidad superaría las expectativas. Aquellos hombres, considerados por sus superiores como héroes mitológicos pero tratados como mendigos por la falta de medios y dinero, padecieron hambre, frío y enfermedades en un territorio hostil, asediados en la pequeña localidad de Kinsale por una fuerza inglesa que les triplicaba en número, sin posibilidad de escapatoria. A lo largo de casi 5 meses los españoles dieron sobradas pruebas de su merecida fama como soldados excepcionales.
Cuando a principios de enero de 1602 un ejército proveniente del norte de Irlanda alcanzó las cercanías de Kinsale con la intención de romper el cerco y socorrer a los españoles, ambos bandos comprendieron que aquello que se dirimiría en el campo de batalla era mucho más que el rescate de la guarnición; el futuro de la expedición y de la propia Irlanda estaban en juego.
Aquel 3 de enero de 1602 la Fortuna iba a sonreír a un solo bando...
 


Dirección General de Cultura y Patrimonio. Centro del Libro y la Cultura de Aragón .
Edificio Ranillas. Avda. Ranillas 5 D 50071  (ZARAGOZA)
Tel. 976 716 603 – Fax 976 71 48 08
Privacidad - Aviso Legal - centrodellibro@aragon.es