Las minas de cobalto de San Juan de Plan (San Chuan)
 
Autor: José Solana Dueso
Col: Cuadernos de cultura aragonesa
Edición: Rolde de Estudios Aragoneses
Caract: Año 2020, 190 p, il, 17 x 24 cms.
ISBN: 978-84-92582-32-7
     
 
La memoria oral del valle, y la quietud y serenidad que suelen brindar la jubilación, han servido de estímulo a José Solana Dueso (Plan, Huesca, 1946), profesor de Filosofía de la Universidad de Zaragoza y escritor en castellano y aragonés chistabín, para hurgar en los archivos, husmear entre las ruinas y hablar con la gente del lugar, y rescatar del olvido las antiguas minas de cobalto de San Juan de Plan, en el valle de Chistau, en una reciente publicación, editada por Rolde de Estudios Aragoneses.

Abandonadas en los dominios del Parque Natural Posets-Maladeta, ocultas entre el inmenso bosque de hayas, abetos y pinos silvestres, la calidad y abundancia del cobalto de estas minas nutría, a través de empresas alemanas, las principales fábricas de porcelana de Europa, como la de Sèvres (Francia). Durante tres siglos, alemanes, franceses, ingleses y chistabinos extrajeron de sus entrañas el preciado, raro y escaso cobalto; y célebres políticos, viajeros, pirineístas e ingenieros, de diversas nacionalidades, se ‘perdieron’ por este remoto –o no tanto– enclave del Pirineo aragonés.

La mina cobró protagonismo en el siglo XVIII y fueron los alemanes los que iniciaron el proceso de explotación atraídos por el cobalto, catalogado entonces como un mineral muy raro por la escasez de yacimientos encontrados.
En Francia, no había ninguna. De ahí el interés inmediato que suscitó el descubrimiento en el valle, precisamente, entre los propietarios de las ricas minas alemanas de cobalto, situadas cerca de la ciudad de Schneeberg, al este de Alemania, que eran los que sacaban un buen beneficio de este mineral desde hacía un siglo”.

“Todas las manufacturas de porcelana de Europa, como la prestigiosa de Sèvres (Francia), eran sus principales compradoras. La fábrica Valentina, en Saint-Gaudens, en la región de Occitania, utilizaba para sus porcelanas el cobalto de San Juan. Sus famosos ‘azul de Valentina’, se conservan en el museo de Saint-Gaudens”.

“Hoy, el patrimonio minero que queda es casi inexistente. Restos del material pobre que quedaba depositado en el lugar o de edificios y hasta alguna bocamina perfectamente accesible, es fácil que nuestra imaginación añada el escenario con el bullicio de aquellos años y nos haga recordar a esos seres anónimos que dejaron bajo el subsuelo de esta montaña parte de sus vidas”
 


Dirección General de Cultura y Patrimonio. Centro del Libro y la Cultura de Aragón .
Edificio Ranillas. Avda. Ranillas 5 D 50071  (ZARAGOZA)
Tel. 976 716 603 – Fax 976 71 48 08
Privacidad - Aviso Legal - centrodellibro@aragon.es