365 días en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido
 
Autor: Eduardo Viñuales Cobos
Edición: Organismo Autónomo Parques Nacionales, Ministerio de Transición Ecológica
Caract: Año 2019, 401 p, il, 30 x 24 cms.
Ilustrador: Eduardo Viñuales Cobos
ISBN: 978-84-8014-919-8
     
 
Se trata de un calendario de la vida del espacio protegido, con 365 fotografías con sus correspondientes textos, donde el autor pretende reflejar las múltiples caras de Ordesa: los paisajes, la fauna, la flora, la interrelación con el medio humano, las labores que todavía perduran de pastoreo o la incursión de los visitantes en los meses más amables del verano.

Una foto de gran calidad para cada día y un texto breve pero que va más allá de un pie de foto para interpretar la belleza y llegar a conocer las curiosidades. Hoy recibimos a una especie visitante y mañana, por ejemplo, el diario de Viñuales Cobos lleva al lector hasta el refugio de Foratarruego, en el pastizal subalpido de la Garganta de Escuaín, donde antiguamente descansaban pastores y rebaños. "A un cuarto de hora los precipicios del Circo de Gurrundué dan vista a un barranco rocoso y seco en el que el agua del deshielo se filtra por el subsuelo a través de los sumideros para reaparecer a la luz del día en las Fuentes de Escuaín, en plena garganta del río Yaga".

Viñuales Cobos explica que ha apostado por "un formato diferente porque de Ordesa hay mucho publicado pero siempre hay algo que contar". De hecho, es un formato que no se había utilizado en ningún espacio protegido. Por ello, los 365 días le han permitido mirarlo desde el punto de vista meteorológico, con el paso de las estaciones, y "ver cómo influye en la flora, la fauna y la actividad humana".

Empieza el 1 de enero con un cartel de entrada que invita a penetrar "en uno de los mejores santuarios de la naturaleza de Europa".
Nieve y frío como protagonistas de los primeros paisajes del año, la etapa invernal en la que menos visitantes recibe, y eso se aprecia también en este cuaderno de viaje. Pero enseguida encontramos al mítico quebrantahuesos (4 de enero), que sobrevolará el libro en alguna otra ocasión, para conocer una de las especies emblemáticas del espacio. No podía faltar el sarrio, el alimoche, la ardilla, el zorro (rabosa) el urogallo, el armillo, la rana pirenaica, el petirrojo, el pájaro carpintero o el mochuelo boreal, pero también presenta otros más inesperados como la luciérnaga, la procesionaria del pino o la mariposa cleopatra.
Viñuales Cobos no se podía olvidar de una especie genuina: el bucardo (Capra pyrenaica pyrenaica), la subespecie de cabra montés de los Pirineos que quedó recluida en las laderas más umbrías y pendientes del Cañón de Ordesa.

Y  entre todos ellos se cuela también la flora, que arranca el 5 de enero con el acebo. Tampoco se olvida del zapatito de dama, de la flor de nieve o de la perforanieves o campanilla de invierno (23 de marzo). Todo vinculado a un paisaje que describe desde la singularidad de su formación geológica, con la Brecha de Rolando, Monte Perdido o la Garganta de Escuaín, hasta el espectáculo cromático que se despliega en otoño, con las hayas, los chopos y los álamos temblones. En la Pardina del Señor, en el municipio de Fanlo, aguardan algunas de las imágenes más llamativas.

Eduardo Viñuales Cobos es muchas cosas a la vez. Escritor, montañero, fotógrafo, naturalista de campo, periodista, ecologista, pirineísta... Su punto en común es el amor por la montaña aragonesa. Todo ello lo ha plasmado en su medio centenar de libros. Con 47 años este zaragozano sigue creciendo como creador de emociones que transmite a todos los apasionados de la naturaleza. Éso se refleja en su último libro: 365 días en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.


 


Dirección General de Cultura y Patrimonio. Centro del Libro y la Cultura de Aragón .
Edificio Ranillas. Avda. Ranillas 5 D 50071  (ZARAGOZA)
Tel. 976 716 603 – Fax 976 71 48 08
Privacidad - Aviso Legal - centrodellibro@aragon.es